SIERRA DE LA MESA Y SUS CAMINOS HISTÓRICOS

En referencia al territorio valenciano, podemos decir que no es un territorio, ni de grandes elevaciones, ni de grandes diferencias de altitud entre las tierras que lo componen. El punto de máxima altitud ronda los 572 metros y el de menor altitud está situado a 305 metros, aproximadamente. Es por ello que nuestros montes, cerros, sierras, cabezos, lomas, y cualquier elevación montañosa es de altitud muy modesta.

Se da el hecho paradójico que la máxima elevación del territorio valenciano no coincide con la cima de ningúno nuestros montes, encontrándose situada en la carretera de Fuente de Cantos, unos metros antes de la entrada a Prestana (572 m). El punto más bajo va a coincidir con el cauce del río Ardila, en la Punta de las Juntas, allí donde se unen las aguas del Ardila y las del Bodión (305m).

En el conjunto de estas elevaciones, aparecen nombres como el Cerro de San Pedro, Cerro de Castrejón, Monte Agudo, Sierra Flemia, Cerro Travieso, Sierra Gorda… y la protagonista de la entrada de nuestro blog, la SIERRA DE LA MESA (517m).

Podemos enmarcar la Sierra de la Mesa dentro del siguiente contexto geográfico. La Sierra de la Mesa va a crear una superficie topográfica, cuya máxima longitud de apenas 3 kilómetros la podemos tomar desde la caída más al norte, sobre el arroyo de Las Lanchas, hasta la caída sur en el Ardila, en la zona de Las Pilas, frente al Cerro Mocael.

Vamos a dividir esta superficie en tres partes, para hacernos una idea más clara de lo que es la sierra.

La zona más al norte comprendería desde el camino del Frontón, que pasa próximo a la Casa de la Mesa hasta la caída norte en el arroyo de Las Lanchas, frente a la Casa del Guijo.

La zona central va desde la Casa de la Mesa, junto a la cima rocosa, hasta la collada que la separa del último cabezo de la sierra. Este tramo de la sierra es el que divisamos desde lejos y que le da ese aspecto llano. Sin entrar en el significado toponímico del nombre, la verdad es que la visión de nuestra sierra es la de una tabla o mesa.

Y la zona sur, que comprende desde el último cabezo hasta la orilla del río Ardila, creándose en su terminación Las Pilas y el charco del mismo nombre.

Debemos aclarar que desde la zona más al norte de la sierra se crea una especie de apéndice que diverge ligeramente de la dirección de la sierra y se dirige también hacia el Ardila, creando entre ambas un pequeño valle de altura, por donde desciende el arroyo de la Mesa, que nace por debajo de la Casa de la Mesa, y también el Camino del Frontón. Estamos hablando de La Mujea, cuya ladera occidental cae hacia el arroyo del Guijo.

Vemos como el Camino del Frontón se dirige hacia la Sierra de la Mesa, cortándola por su zona norte. Se observa claramente la caída hacia el arroyo de Las Lanchas y el extremo norte de esa zona central que nos da esa visión tan plana, como de mesa.

En esta imagen, vemos bien marcado el Camino del Frontón y la cima rocosa, símbolo de toda la sierra.

El Camino del Tiñoso va a superponerse durante unos metros con el Camino del Frontón, que es el que sube a la sierra por su zona más al norte. En primer plano la Casa del Tiñoso con la sierra al fondo.

El último tramo de la sierra va desde este cabezo hasta su caída en el Ardila. Se trata de la zona más al sur de la sierra. A esta collada llega el Camino de Berrugate y desciende junto al muro de piedra hacia el Ardila.

Por este pequeño valle entre montañas desciende el Camino del Frontón. Camino que corta a la sierra en su parte norte y desciende junto al arroyo de la Mesa, entre la ladera oeste de La Mesa y la ladera este de la Mujea.

Ya próximo a la desembocadura en el Ardila, el arroyo de la Mesa se junta con el otro pequeño arroyo que desciende de la ladera oeste, formándose un pequeño charco, creado de una forma artificial por la mano del hombre.

Antes de que la sierra se precipite hacia el Ardila, podemos contemplar desde la collada del último cabezo la confluencia del Ardila y el Pedruégano, que tiene como testigo al Cerro Mocael.

En la zona norte de la sierra, por encima del Camino del Frontón, aparece la casa de los Romero.

Entre la ladera este de la sierra y el territorio de Doña Elvira la Grande, se desliza el arroyo de Berrugate.

Ladera este de la sierra cayendo hacia el valle del Berrugate. En el plano medio, el Cortijo de Elvira la Grande y la imagen del pueblo, al fondo.

Caída de la ladera este hacia la casa de Berrugate, al fondo se divisa las instalaciones de la Depuradora de Aguas Residuales y la zona del Pantano.

Cima rocosa de la sierra y punto especial de referencia, con sus 515 metros se sitúa dos metros por debajo de la cota más alta de la sierra, 517 metros.

Imagen de otro de los símbolos de nuestra tierra valenciana. Esta bujarda se encuentra en la línea más alta de la Mujea.

La Casa de la Quintina, es otra de las edificaciones unidas estrechamente a la historia de la Sierra de la Mesa. Se sitúa en la ladera oeste de la sierra, con magníficas vistas hacia el Ardila, donde este deja de abrazar a la sierra.

La caída sur de la sierra va a crear junto al Ardila, un espacio de especial belleza. Se trata de Las Pilas, conjunto de pequeñas pozas y saltos situado entre la caída de la Mesa y la ladera norte del Cerro Mocael.

Por esta cancela alcanzaremos la orilla del Ardila, a la altura del Charco de las Pilas, después de haber descendido toda la ladera sur de la sierra.

Por debajo de Las Pilas se forma este gran charco, que parece se crea de manera artificial. Es el charco que llamamos de Las Pilas.

Otra de las muchas bujardas que tenemos en el territorio de la Sierra de la Mesa. Esta se sitúa próximo a la Casa de la Mesa.

El Camino del Tiñoso va a compartir con el Camino del Frontón unos metros antes que este último se dirija hacia la Mesa. Estas ovejas pasan la mayoría del año en la Mesa, aunque en esta foto las vemos junto al camino del Tiñoso.

Reconocida cuesta en el camino del Tiñoso con la imagen del pueblo al fondo es la Cuesta del Tiñoso.

En este tramo se superponen el Camino del Tiñoso y el del Frontón, a la altura de la entrada de Doña Elvira la Grande.

Entrada superior a Doña Elvira la Grande y Paso Canadiense.

Entre estos muros construidos con la técnica de la Piedra Seca se superponen el Camino del Tiñoso y el del Frontón, hasta el cruce de los Carretones, donde toman distintas direcciones.

En este mapa de los trabajos topográfico de finales de 1800, se ve como el arroyo sirve de línea divisoria entre la Sierra de la Mesa y el territorio de Doña Elvira la Grande. Pero aparece una contradicción con respecto a nuestro tiempo actual. El arroyo que aparece en todos los mapas actuales se denomina Arroyo de Berrugate, nombre más lógico, teniendo en cuenta que el arroyo va a cortar más abajo al Camino de Berrugate, y que la zona del Guijo se sitúa en dirección totalmente opuesta. En cualquier mapa moderno aparecerá como Arroyo de Berrugate, y en estos mismos mapas aparece el arroyo del Guijo, pero lógicamente en la zona del Guijo.

Este es el Cruce de los Carretones, aquí se produce la separación del Camino del Tiñoso, que se dirige en busca del Camino de Ahijón, y el camino del Frontón que se dirige hacia la Sierra de la Mesa.

Pozo y abrevadero en el cruce de los dos caminos (Camino del Tiñoso y Camino del Frontón). Vemos como el pozo consta de dos carretones, por lo que es fácil suponer que es lo que da nombre al cruce.

Mapa de los Cuadernos Topográficos de finales de 1800, donde se ve el Cruce de los Carretones, con la derivación de los caminos del Tiñoso y del Frontón.

Mapas del final del Camino del Frontón, llegando al Ardila.

Toda la Sierra de la Mesa está repleta de bujardas. Está se sitúa en la ladera oeste de la sierra.

El Camino de Berrugate comienza en lo alto de la Cuesta del Tiñoso, y después de salvar el arroyo de la Cueva de la Mora y pasar bajo el Cortijo de Doña Elvira la Grande se dirige hacia la sierra, ascendiendo a ella junto a la Casa de Berrugate, y en el último cabezo descender hasta el Ardila.

Una de las bujardas mejor conservadas del territorio valenciano la encontraremos por encima del Camino de Berrugate, en la caída este de la sierra.

Conjunto de Zahúrdas situado en la collada que da paso al Camino de Berrugate.

Todo el territorio de la Sierra de la Mesa aparece parcelado y dividido por estos muros de Piedra Seca.

En estos dos mapas se comprueba la trayectoria del Camino de Berrugate, en su tramo final. Desde la Casa de Berrugate hacia la sierra y su posterior descenso hasta el Ardila.

Camino de las Mayas pasando junto a la Casa Huerta de Salguero. Al fondo la imagen inconfundible del Castillo.

El Camino de las Mayas en dirección al Monte Agudo, dejando atrás el pueblo.

Ya en la zona del monte Agudo, el camino deja a su izquierda la entrada a la finca del mismo nombre.

Por debajo del camino aparece la figura inconfundible del Monte Agudo con la casa.

Collada del Monte Agudo, desde aquí el camino comienza a descender hacia el Torno. Aunque por extensión los mapas denominan a todo Camino de las Mayas, muchos lo denominan desde aquí Camino del Torno.

Camino descendiendo hacia el Torno. Al fondo el Cortijo del Torno.

Corral y Bujarda Blanca del Torno, por encima del cortijo del mismo nombre.

Camino del Cortijo del Torno, en su parte inferior observamos las instalaciones de la Depuradora de Aguas Residuales y el conjunto de Eucaliptos centenarios, casa y refugio de cigüeñas.

Antes de descender hacia el cauce del arroyo de la Cueva de la Mora, el Camino de las Mayas pasa junto al Cortijo del Torno.

Desde el Cortijo del Torno, el camino desciende al arroyo de la Cueva de la Mora y continúa entre tierras de toros en busca del Ardila.

A la izquierda del Camino de las Mayas, que en esta zona también podemos llamar del Torno, vemos la pista de tierra que desciende del cortijo de Doña Elvira y pasando junto a este abrevadero alcanza el Ardila, y continúa hasta Las Culebreras.

Conjunto de zahúrdas junto al camino, por debajo del Cortijo del Torno.

La pista desciende desde el Cortijo de Doña Elvira la Grande cortando al camino de las Mayas a la altura del abrevadero y llega por esta cancela a la orilla del río Ardila.

Figura de piedra en el tramo final del camino de las Mayas. Al fondo la caída de la sierra hacia el Ardila.

El antiguo camino de las Mayas, ahora inexistente en este tramo pasaría junto a la casa y descendería rápidamente a la orilla del Ardila, unos metros antes de la zona de Las Pilas.

Mapa topográfico de finales de 1800, donde observamos las trayectorias casi paralelas, aunque en distinto nivel, de los caminos de Berrugate y de las Mayas. En el mapa los dos caminos son cortados por el arroyo de Berrugate, aunque en este mapa el topógrafo lo denomina del Guijo. Puede tratarse de un error de base, pues el arroyo nunca transita por la zona del Guijo.

En su tramo final el Camino de las Mayas pasa junto a la casa y desciende hasta el Ardila, por debajo de la unión Ardila- Pedruégano y por encima de Las Pilas.

En los mapas topográficos observamos al Camino de las Mayas llegando al Ardila, y la existencia de un Vado de a Pie y a Caballo, denominado del Torno, que ayuda a cruzar el Ardila hacia la ladera norte de Mocael.

Nos despedimos de la Sierra de la Mesa con la figura que consideramos como la cima de ella, aunque este punto rocoso se encuentra a 515 metros, dos metros por debajo de la máxima altitud de la sierra, 517 metros.

Al picar en el siguiente se os abrirá un mapa en el que están representados  todos los puntos a los que hacemos referencia en este artículo. Haz doble click sobre ellos y te saldrán las coordenas y fotos:

https://www.google.com/maps/d/edit?hl=es&mid=1GQ2VIe_7Cv2m5wtCBdEbh-OsljZK_05V&ll=38.271877323396026%2C-6.518063769295739&z=14

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 comentarios en «SIERRA DE LA MESA Y SUS CAMINOS HISTÓRICOS»

  1. Enhorabuena por este gran trabajo. Me a encantado, lo bien explicado que lo tenéis todo y en cada momento ilustrando el lugar. Gracias por compartir con nosotros todo esto. Un saludo

    Responder

Responder a Manuel Cancelar la respuesta