CORREDOR DEL BODIÓN VALENCIANO

 

Cuando en Valencia del Ventoso hablamos del río, de la ribera, estamos hablando del Ardila, de nuestro río Ardila. Siempre dejamos un poco al margen a ese otro río que sin él no se podría explicar la estructura física de nuestro municipio. Alguna vez ya comentamos que Valencia del Ventoso es el Abrazo de los ríos, pero esto no se concibe sin los dos brazos que abrazan nuestra tierra, el Ardila y el Bodión

Hoy vamos a realizar un paseo por nuestro Bodión, desde su entrada en el municipio valenciano hasta su desembocadura en el río Ardila, veinticuatro kilómetros después.

La cabecera del Bodión la debemos situar en Tentudía, entre la Sierra de Aguafría (1079 m) y el Cerro de Tentudía (1104 m). Y es aquí próxima a su cabecera donde se acumula la mayor masa de agua, creándose el Embalse de Tentudía. A lo largo de su recorrido bañará tierras de Monesterio, Calera de León, Fuente de Cantos, Medina de las Torres, Valencia del Ventoso, Atalaya, Valverde de Burguillos y Burguillos del Cerro.

En lo referente al Bodión valenciano, el río entra en Valencia del Ventoso unos metros antes del Puente del ferrocarril de la línea férrea Huelva – Zafra Desde este punto, el Bodión regará con sus aguas toda la tierra valenciana, situada en su orilla izquierda, hasta la Punta de las Juntas donde desaparecerá en el Ardila. En la otra orilla, la de la derecha, nos encontraremos durante estos veinticuatro kilómetros con las tierras de Medina de las Torres, Atalaya, Valverde de Burguillos y Burguillos del Cerro.

Para hacernos una idea de la localización de la entrada del río Bodión en el territorio valenciano, os mostramos varios mapas que os van a resultar aclaratorios.

Observamos como el río Bodión abraza por la ladera Sureste y por la ladera Este al Cerro Escalona (483m). Por la cima del Cerro Escalona pasa la línea divisoria municipal de Medina de las Torres y Valencia del Ventoso. Después de salvar el cerro, el río Bodión se dirige a pasar bajo el puente del ferrocarril Huelva – Zafra, habiendo entrado unos metros antes en territorio valenciano.

En esta imagen aérea vemos la entrada del Bodión en Valencia del Ventoso. La orilla derecha pertenece a Medina de las Torres y la izquierda es valenciana.

De los trabajos topográficos realizados en 1899 sacamos este mapa donde aparece la casilla número 12 de la línea férrea Huelva – Zafra.

Restos de la casilla del ferrocarril Huelva – Zafra que aparece marcada con el número 12, situada en la orilla izquierda poco antes del puente del ferrocarril.

A los pocos metros de besar por primera vez la tierra valenciana, el río Bodión pasa bajo el puente del ferrocarril Huelva – Zafra. Este puente de un solo arco, cuya estructura actual es de hormigón, sustituyó al primitivo metálico, al igual que ocurrió con el otro puente sobre el Ardila (Puente de Hierro) en la década de los 50 del siglo pasado.

Por debajo de puente del ferrocarril, el Bodión recibe al arroyo de Miramiguel o Marimiguel, arroyo que nace en el Raso y después de cruzar el camino viejo de Fuente de Cantos desemboca junto al puente, en el Bodión.

Al lado de la desembocadura del arroyo de Miramiguel aparece una cancela que nos marca el final de la Cañada Real del Camino Viejo, y por la que se accede a la orilla del Bodión. A partir de aquí, la cañada ya va a transitar por territorio de Medina.

En los dos primeros kilómetros por territorio valenciano, el río va a seguir una trayectoria casi paralela a la línea férrea.

Hasta llegar a este conjunto de casa y noria de sangre que se sitúa en la zona más ribereña del llamado Cortijo del Alto la Cruz. En este punto, el río cambia de dirección y se aleja de la vía de ferrocarril.

En nuestro descenso por el río, nos encontraremos con bellos paisajes, mezcla de verde, agua y piedra.

Y también de bellos muros construidos con la Técnica de la Piedra Seca.

Coincidiendo con la desembocadura del arroyo de la Zarcilla, el río Bodión va a realizar otro cambio de dirección, al chocar contra la zona pétrea próxima a la desembocadura del arroyo. El arroyo de la Zarcilla nace por encima del Joyo Lobo y cruza la Colada de la Senda, desembocando en el Bodión, frente al eucaliptal que se sitúa en la otra orilla bajo el Cortijo de Doña Gloria (Medina de las Torres).

Esta señalización nos marca el Camino de Sacabarros que desciende desde el Pueblo hasta esta misma orilla del río.

Por estas Pasaderas, el Camino de Santiago del Sur (Huelva – Zafra) procedente de Valencia del Ventoso, cruza el Bodión hacia Medina de las Torres.

Desembocadura del arroyo de Los Rosales, que desciende en su tramo final por territorio de Casillas.

Por debajo de la desembocadura del arroyo de Los Rosales, el río va a crear una sucesión de charcos, donde destaca el Charco Bucarejo.

En la zona comprendida entre la caída valenciana, en territorio del Rodriguelo, y la medinense donde se encuentra la Casa de Justa y la Casa del Abogado, el río vuelve a cambiar de dirección en busca de los puentes, nuevo y viejo, de la carretera a Medina de las Torres.

A partir de este cambio de dirección, el Bodión entrará en uno de los parajes más singulares del río, donde además de la típica mezcla de vegetación y piedra, se crea un conjunto de pozas, pilas y murallones que le van a dar este carácter tan especial a esta zona.

Este tramo es franqueado en sus orillas por el Monte Castellar, 458 metros Medina de las Torres, que da nombre al Molino, en ruinas, y por la Casa Huerta de Don Ezequiel con su conjunto, en el que destaca su noria de sangre.

 

Ya divisamos, al fondo, los puentes bajo los cuales el río salva la carretera BA – 160, primeramente, por el antiguo puente y después por el nuevo.

Aguas abajo de los puentes de la carretera, el Bodión va a bañar las tierras bajas de la Valdehiguera de Joaquín Fernández, dando servidumbre al molino de Juan Borrayo, en ruinas.

 

Más abajo del Molino de Juan Borrayo, nuestro río va a recibir por su derecha a la Rivera Atarja, el segundo río en importancia de nuestra vecina Medina de las Torres.

Por debajo de la confluencia del Bodión y el Atarja aparecen las pasaderas que nos permiten el paso de Valencia del Ventoso a Atalaya.

El río continúa su recorrido sin cambios importantes de dirección hasta La Retuerta.

En la orilla derecha, perteneciente a Atalaya, se va a producir la mayor acumulación de molinos harineros de todo el Bodión. Entre ellos el de Rocha y el de La Meona.

En el tramo bajo de su recorrido, el Bodión va a crear una serie de meandros. El más espectacular de todos es el de La Retuerta, que también es un nombre genérico que vamos a encontrar habitualmente en referencia a los meandros del río.

En la plataforma superior de La Retuerta destaca el Cortijo del mismo nombre. Ya en el Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752 aparece este meandro como Retuerta de Marijara.

Es aquí en la zona de La Retuerta donde el Bodión pasa a bañar, por su orilla derecha, las tierras de Valverde de Burguillos.

Las tierras descendentes del Lomo Ramos crearán la orilla izquierda valenciana, frente a la orilla derecha que pertenece al Escoboso, Valverde de Burguillos.

Aquí se sitúa el punto más al norte del municipio valenciano. En la orilla del Bodión, perteneciente a las tierras de Lomo Ramos y frente a las otras de la orilla contraria del Escoboso, Valverde de Burguillos.

Antes de llegar al Vado de Lomo Ramos que permite el paso del camino de Valencia a Valverde, nos encontramos con la presa del Bodión.

Esta presa se construye como finalidad para acumular el agua del río y canalizarla hasta la Electro Harinera de San Luis, situada aguas abajo.

 

En el entorno de la presa, el Ayuntamiento de Valverde de Burguillos ha creado un Área Recreativa, que dispone de merendero y de piraguas para realizar un pequeño paseo náutico por la presa.

 

Por debajo de la presa se produce el paso del camino que baja del Lomo Ramos y asciende hasta Valverde, después de salvar el Vado de Loma Ramos. Es el Camino del Ventoso.

Frente a la Electra, se produce la desembocadura del arroyo del Charquito. En realidad, tendríamos que hablar del Charquito y de La Adelfita cuyas aguas nacen por debajo de la carretera a Valverde.

La Electro Harinera de San Luis se asienta en la Finca de los Partidos. Fue construida a finales del XIX y principios del XX con una doble finalidad: La molienda del trigo y la cebada, y la fabricación del pan y La generadora de luz, para las localidades de Valverde y Atalaya. Se estructuraba en dos partes principales, en una se molía el grano y se encontraba la maquinaria que generaba la luz, y en la otra se concentraban las cuatro viviendas para el personal. Entre las dos partes un gran espacio a modo de patio. Existía también cuadras, almacenes y un gallinero. En ella vivían el molinero y su familia y la persona que daba luz a los dos municipios. El servicio de luz se realizaba desde que oscurecía hasta las doce de la noche. A la hora de cortar la luz, unos pequeños apagones antes de las doce ponían en aviso a los vecinos. Estuvo en funcionamiento hasta finales de los años sesenta del siglo pasado. Solían acercarse hasta estas instalaciones personas de localidades cercanas, principalmente de Valencia del Ventoso para moler el trigo y cambiarlo por harina. El camino empleado por estos, era popularmente conocido como” vereda del estraperlo, en relación al intercambio de productos realizados de manera” ilegal “según la normativa adoptada por el gobierno franquista.

El agua era almacenada en la Presa del Bodión y conducida a través del canal hasta la Fábrica. En la época de estiaje se utilizaba para activar los distintos mecanismos para generar luz y moler, un motor de “gas pobre “que funcionaba con carbón. Todas las mañanas, el molinero acompañado de sus hijos, llevaba el pan en un carro al municipio.

También se abastecían del pan elaborado, los pastores y aquellos otros trabajadores que vivían en las inmediaciones de la fábrica.

 

Después de pasar junto a la Electra, el río va a volver a crear otra de sus famosas retuertas, antes de encaminarse hacia el puente de la carretera Zafra – Fregenal de la Sierra (EX – 101).

Cuando se acondiciona la EX – 101 en los años ochenta, se decide construir un nuevo puente al lado del antiguo, de modo que cada puente soportaría un sentido de circulación.

Salvado el doble puente del Bodión, el río va a bañar las tierras bajas de la Venta, donde destaca el Cortijo de los Guzmanes o de la Venta. Frente a la Venta (Valencia del Ventoso), el cortijo y la Casa del Guijo (Valverde de Burguillos).

Aparece otra de las retuertas frecuentes en el Bajo Bodión, el meandro de El Guijarral.

Vemos como el río forma otro de sus meandros típicos, en su parte final. En primer plano la tierra de El Guijarral (Valverde de Burguillos) y más al fondo el río abrazando el territorio de la Venta (Valencia del Ventoso). En el extremo superior izquierdo el Cortijo de los Guzmanes y en el extremo superior derecho el Cortijo de Sierra Gorda.

El río después de dejar atrás la retuerta de El Guijarral, baña El Rodeo, antes de entrar en el tramo final por Sierra Gorda y Las Juntas.

Arriba, en la parte alta, sobresale el Cortijo de Sierra Gorda y el Cerro de Los Alcornoques.

Por la derecha el Bodión recibe a la Riverita de los Frailes, que crea la frontera entre Valverde y Burguillos.

Como su nombre indica, Las Juntas es el territorio de unión de los dos grandes ríos valencianos, el río Ardila y su afluente el Bodión.

La Punta de Las Juntas va a significar el Finisterre valenciano. A partir de aquí serán otras tierras, no valencianas, y las aguas del Bodión unidas a las del Ardila se alejarán de nosotros.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

14 comentarios en «CORREDOR DEL BODIÓN VALENCIANO»

  1. Excelente explicación de la trayectoria del Río Bodión por nuestras tierras. Deseando poder hacer ese camino pronto.
    Enhorabuena por vuestro trabajo.

    Responder
  2. Un encanto de poder ver nuestros ríos como recorren nuestro termino, nunca antes tube la oportunidad de verlo asi de lindo, solo conocía junto al ferrocarril y junto a las carreteras que loe atraviesa.
    Un acierto este reportaje, me ha encantado. Pepin.

    Responder
  3. Gracias por vuestro trabajo. Por enseñarnos partes que no conocemos de nuestra tierra y por esas preciosas fotos que ahora que tardamos en ir por esos parajes los que vivimos fuera lo agradecemos un montón. Tienen que estar nuestras rutas preciosas. Gracias otra vez por vuestro trabajo un saludo.

    Responder
  4. Solamente daros la enhorabuena, por este maravilloso trabajo. Que nunca acabamos de aprender, de nuestro entorno. Que tenemos unos paisajes verdaderamente alucinante y con vuestro trabajo, lo disfrutamos aún mejor, conociendo detalles que no teníamos ni idea de ellos. Gracias y seguimos atento a vuestras entradas.

    Responder

Responder a Luis Barraso Cancelar la respuesta