POR LOS LÍMITES DE VALENCIA DEL VENTOSO

El 24 de Junio del 2022 se cumplirán 750 años de la fundación de Valencia del Ventoso por la Orden del Temple. A día de hoy, 750 años después, los limites o linderos otorgados por los templarios a su casa del Ventoso siguen siendo exactamente los mismos que marcan su actual término municipal: … tenemos por bien de dar por término a nuestra Villa de Valencia del Ventoso, por el agua del Bodión, como entra en Ardila arriba, y de otra parte por la tierra de la Orden de Santiago, y esto le damos por TERMINO, con montados, con servicio y con diezmos, por siempre jamás…

Aquí va nuestro homenaje, desde el punto de vista puramente geográfico, a estos 750 años desde la creación de los límites que van a abarcar todo nuestro territorio valenciano.

Antes de comenzar nuestro recorrido, por todo el entorno perimetral de Valencia del Ventoso, queremos ofreceros algunos pequeños datos geográficos que pueden resultar interesantes.

Valencia del Ventoso se sitúa geográficamente en la Baja Extremadura, al sur de la provincia de Badajoz, en la zona más meridional de la Comarca Zafra- río Bodión y próxima a las estribaciones de Sierra Morena.

Territorio accidentado, sin grandes variaciones altimétricas, que oscilan entre los 306 metros de su tierra más baja y los 572 metros de su punto de mayor altitud.

Valencia del Ventoso está encuadrada dentro de la Comarca Zafra- río Bodión, de la que forma parte junto a otros 14 municipios y que tiene como capital comarcal a Zafra.

Desde un punto de vista, un tanto romántico, vamos a definir el territorio valenciano como la suma del Abrazo de los Ríos y la Espalda de la tierra.

Vamos a situar los cuatro puntos cardinales, dentro de nuestro territorio: El Punto Norte, a orillas del Bodión, el Punto Sur, a orillas del Ardila, el Punto Este, en la carretera de Fuente de Cantos y el Punto Oeste, en la junta de los dos ríos (Ardila y Bodión).

Nuestro perímetro municipal es aproximadamente de 64 kilómetros. Distribuidos de la siguiente manera: 27 kilómetros con el río Ardila, 24 kilómetros con el río Bodión, 1,2 kilómetros con Medina de las Torres, 6,6 kilómetros con Fuente de Cantos y 4,7 con Segura de León.

La superficie del territorio valenciano es de 99,2 kilómetros cuadrados.

La mayor altitud del municipio, 572 metros, se haya en el kilómetro 6,9 de la carretera a Fuente de Cantos, poco antes de la entrada superior a Prestana.

La tierra más baja, es la Punta de las Juntas, 306 metros. Aquí confluyen las aguas del Bodión y del Ardila.

En dos puntos, coinciden tres municipios. El del Cortijo de Escalona (Fuente de Cantos, Medina de las Torres y Valencia del Ventoso) y el de la Piedra de los Majanos (Fuente de Cantos, Segura de León y Valencia del Ventoso).

La distancia más larga en línea recta que podemos medir dentro del término municipal es de 17 kilómetros, entre el punto Este (carretera de Fuente de Cantos) y el punto Oeste (Punta de las Juntas).

El punto más al norte, se sitúa en las tierras de Lomo Ramos, junto al río Bodión y frente a las tierras del Escoboso (Valverde de Burguillos).

El punto más al oeste, es la Punta de las Juntas, donde se unen las aguas de los dos ríos (Ardila y Bodión).

El punto Este, el de máxima altitud (572 metros), se sitúa en el kilómetro 6,9 de la carretera de Fuente de Cantos.

El punto más al sur, donde el río Ardila entra en el municipio, se encuentra en la orilla derecha del río Ardila, por debajo de las Casas del Sexmo (Segura de León).

La carretera EX 202, que va de Fuente de Cantos a Segura de León, salva al río Ardila, por este puente situado 300 metros aguas arriba del punto donde el río comienza a bañar la tierra valenciana.

 Este punto Sur, está situado por debajo de las llamadas Casas del Sexmo, no confundir con nuestro Sexmo, en el municipio de Segura de León. Este punto que es el situado más al sur de nuestro territorio, será el principio desde donde el río Ardila, bañara con sus aguas toda la orilla derecha, durante 27 kilómetros, hasta la Punta de las Juntas, donde se le une el Bodión, lugar que nos marcará el final del Ardila valenciano.

Frente a estas primeras tierras valencianas bañadas por el Ardila, descienden tierras de Tudela, pertenecientes al municipio de Fregenal de la Sierra.

Llegamos a la desembocadura del arroyo Higuerón en el Ardila. El Higuerón es un arroyo que se forma con los diferentes canales de agua que provienen básicamente de Segura de León y en menor cantidad de Fuente de Cantos. En lo referente a nuestro territorio, el Higuerón abraza durante apenas kilómetro y medio la ladera sur del cerro Castrejón hasta desembocar en el Ardila.

En el entorno de la desembocadura del Higuerón encontramos este conjunto de bujarda y zahúrdas.

Por encima de la orilla del Ardila, destaca la figura de uno de nuestros cerros históricos, el Castrejón.

A media ladera de la caída sur, se encuentra este maravilloso conjunto de bujardas – zahúrdas.      

Unos metros más abajo de la desembocadura del arroyo Higuerón, coincidiendo con la desembocadura del pequeño arroyo estacional del Castrejón, se forma este pequeño eucaliptal.

En la parte alta de esta zona de eucaliptos, se sitúa el renombrado Pilar del Mulomono.   

Y remontando el arroyo, se llega hasta el camino que une San Pedro con el Castrejón, donde se puede visitar el menhir del Rábano.

Volviendo al río, en esta zona donde se separan El Tomillero del Castrejón, aparece también, alguna bujarda con corral.

En la parte más alta del Tomillero, se sitúa el cortijo del mismo nombre.            

En esta zona donde el río Ardila abraza las tierras bajas de Tomillero, el río se encajona entre las rocas creando un bello conjunto de piedra y agua, hasta su parte final en la que se remansa formando un gran charco, que tiene como barrera natural el Vado del Camino de Cabeza la Vaca.

Desde el vado de Cabeza la Vaca, el río Ardila recorre la zona baja de Tomillero Bajo, pasando bajo el cortijo del mismo nombre.

El cortijo de Tomillero Bajo, situado en la misma orilla del río, va a marcar la frontera con la ladera sur del Cerro de San Pedro.

El río Ardila ondula, abrazando las laderas sur del Cerro de San Pedro y del Cerro Escucha, hasta remansarse en el charco que se forma ante el vado y las pasaderas que nos permiten el paso hacia Casa Tejada y otros cortijos de la orilla de Fregenal. 

En este último tramo reseñado, cabe destacar, la desembocadura del arroyo Astillero, aunque se realiza por la orilla de Fregenal. El Astillero es un importantísimo río que nos trae sus aguas desde la frontera con Andalucía.

Muy próximo al Vado de Casa Tejada, el río pasará bajo el puente del ferrocarril Huelva-Zafra, el denominado Puente de Hierro. 

En esta misma zona, donde está situado el puente, entra la Cañada Real en territorio valenciano, es la Cañada Real del Camino Viejo.

Poco antes de desembocar en el Ardila, el arroyo Ventoso crea este salto en el vado del camino de las Cañadas.

Como a kilómetro y medio, aguas abajo del Puente de Hierro, el Ardila recibe al arroyo Ventoso o San Pedro o Prestana que procede de la zona de San Pedro, donde se junta con las aguas del Serrano. En el mapa aparece como arroyo Sertanés.

Este puente que no tiene nombre oficial, permite salvar el Ardila a la carretera de Zafra a Bodonal. Se sitúa en el kilómetro 23.9, y para algunos de nuestros mayores es el Puente de las Navas. 

Aguas abajo del puente de las Navas, encontramos el vado y pasaderas de Llanos de Cuchilleros. Es el lugar donde comienza nuestra Colada de Atalaya, que se superpone con la carretera de Bodonal en dirección al pueblo y que también contiene en la misma traza a nuestro camino de Santiago.

Por debajo del vado de los Llanos de Cuchilleros, nos encontramos con el molino y el horno, que a lo largo de la historia tuvo varios propietarios, pero en los mapas de finales de 1800, aparece como Molino de las Navas.

Pasado el Molino de las Navas, el Ardila valenciano va a crear dos de sus charcos más renombrados, el Charco de la Cruz y el Charco de la Olla.

Otro de los  molinos significativos del Ardila valenciano, es el del tío Colesao, posteriormente de Salguero. Vemos el azud o dique donde se embalsaba el agua y su conducción, por el canal, hasta el molino.

Una de las muchas construcciones que se utilizan en los vados del Ardila valenciano para pasar el río, a pie. Las Pasaderas del Vao Lima, que en la actualidad podemos considerarlas como la punta de la cola del Pantano.

El Pantano, constituye la mayor masa de agua que se acumula sobre la superficie de nuestro municipio, al que popularmente denominamos el Dique.

Desde el Dique, el río se dirige hacia la Depuradora, y va a entrar en una zona de gran encanto natural, es lo que denominamos la Alameda de Piedra, que se extiende desde la Depuradora hasta la desembocadura del arroyo de la Cueva de la Mora, cuya entrada la constituye el conjunto de eucaliptos centenarios y en su interior encontraremos un conjunto de piedras, cuya figura central es el Menhir del Lagarto.

Bajo la mirada del Cerro Mocael, el Ardila recibe por su izquierda las aguas del Pedruégano.

Por debajo de la desembocadura del Pedruégano, el río Ardila va a encajonarse entre la parte baja de la ladera sur de la Sierra de la Mesa y la más baja de la zona norte del Cerro Mocael, creándose un conjunto natural, denominado Las Pilas.

Después de abrazar las laderas de La Mesa y de La Mujea, el río Ardila recibe por la izquierda al arroyo de las Lanchas o del Guijo.

Desde la desembocadura del arroyo del Guijo, nuestro río Ardila transcurrirá de forma tranquila por la parte baja del gran territorio del Ahijón. Destacando en lo alto, el Cortijo del Ahijón de Navarro y en la otra orilla de Fregenal, el Cortijo de las Herumbres.

Pasamos junto al puente de la carretera EX -101 Zafra – Fregenal de la Sierra. Este puente comunica la carretera desde la zona del Ahijón, Valencia del Ventoso, con la otra orilla, que es el Rincón Bajo, Fregenal de la Sierra. Aquí comienza el Puerto de los Reventones, en el lado de Fregenal. Desde nuestra orilla será el Puente del Ahijón.

Sobre el río, en la otra orilla, el Cortijo del Rincón Bajo, perteneciente a Fregenal de la Sierra.

Entramos en el último tramo de nuestro Ardila, es el tramo que baña las caídas de Sierra Gorda y Las Juntas. Especialmente, un paraíso para las aves.

Como punto destacado, podemos nombrar el Paso de Peces, construcción que se realiza para que los peces logren salvar los obstáculos que se forman en el río.

Esta estructura es como una escalera que con sus diferentes niveles, va permitiendo que los peces logren salvar el obstáculo del muro.

En la Punta de las Juntas, se mezclan las aguas del Ardila y del Bodión. Es el Finisterre valenciano.

La Punta de las Juntas, va a significar el Finisterre valenciano. A partir aquí serán otras tierras, no valencianas, y las aguas del Bodión unidas a las del Ardila se alejarán de nosotros. En los mapas topográficos aparece la expresión JUNTA DE LAS CORRIENTES, y también VADO DE LAS JUNTAS DE PIE Y A CABALLO.

 

 Como su nombre indica, Las Juntas es el territorio de unión de los dos grandes ríos valencianos, el río Ardila y su afluente el Bodión. Hasta aquí hemos recorrido 27 kilómetros, a lo largo del río Ardila. Desde las Juntas, vamos a ascender, a contra corriente por los otros 24 kilómetros que configuran nuestro límite con el Bodión.

 Por la derecha, el Bodión recibe a la Riverita de los Frailes, que crea la frontera entre Valverde y Burguillos.

El río, baña la zona baja de la Venta y del Rodeo, antes de entrar en su tramo final por Sierra Gorda y Las Juntas. Arriba, en la parte alta, sobresale el Cortijo de Sierra Gorda y el Cerro de los Alcornoques.

El Bodión, forma uno de sus meandros típicos, en su parte final. En primer plano, la tierra del Guijarral (Valverde de Burguillos) y más al fondo, el río abrazando el territorio de la Venta (Valencia del Ventoso). En el extremo superior izquierdo, el Cortijo de los Guzmanes y en el extremo superior derecho, el Cortijo de Sierra Gorda.

El Bodión, bañando las tierras bajas de la Venta, donde destaca el Cortijo de los Guzmanes. Frente a la Venta (Valencia del Ventoso), el cortijo y la casa del Guijo (Valverde de Burguillos). 

Cuando se acondiciona la EX-101, en los años ochenta, se decide construir un nuevo puente al lado del antiguo, de modo que cada puente soportaría un sentido de circulación.

 

Entre Antón Sánchez (Valencia del Ventoso) y la Dehesa Vieja (Valverde de Burguillos), el río va a crear otra de sus famosas retuertas.

La Electra Harinera de San Luis fue construida entre finales del siglo XIX y principios del XX, con una doble finalidad: La molienda del trigo y la cebada y la fabricación del pan; y La generadora de luz, para las localidades de Valverde y Atalaya.

Este es el vado por el que el Camino del Ventoso salva el Bodión. Es el paso del camino que baja por el Lomo Ramos y asciende hasta Valverde.

Por encima del Vado de Lomo Ramos, que permite el paso del camino de Valencia a Valverde, nos encontramos con la Presa del Bodión. La finalidad de esta presa, era la de acumular el agua del río y canalizarla hasta la Electra Harinera de San Luis, situada aguas abajo.

En el entorno de la presa, el Ayuntamiento de Valverde de Burguillos ha creado un Área Recreativa, que dispone de merendero y de piraguas para realizar un pequeño paseo náutico por la presa.

Aquí se sitúa el punto más al norte del municipio valenciano. En la orilla del Bodión, perteneciente a las tierras de Lomo Ramos, y frente a las otras de la orilla contraria del Escoboso, Valverde de Burguillos. 

Vemos como el Bodión, en este tramo final, va a crear una serie de meandros. El más espectacular de todos es el de La Retuerta, que también es un nombre genérico que vamos a encontrar habitualmente en referencia a los meandros del río.

En la plataforma superior de la Retuerta destaca el cortijo del mismo nombre. Ya en el Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752 aparece este meandro como Retuerta de Marijara.

En la orilla derecha, perteneciente a Atalaya, se va a producir la mayor acumulación de molinos harineros de todo el Bodión. Entre ellos el de Rocha y el de La Meona.

Imagen del río, descendiendo en el tramo entre el vado de Atalaya y La Retuerta.

Pasaderas en el Vado de Atalaya, que nos permiten el paso de Valencia del Ventoso a Atalaya.

 

Por encima del Vado de Atalaya, el Bodión va a recibir por su derecha a la Rivera Atarja, el segundo río en importancia de nuestro vecino Medina de las Torres.

El Bodión va a bañar las tierras bajas de la Valdehiguera de Joaquín Fernández, dando servidumbre al molino de Juan Borrayo, en ruinas.

Puentes, bajo los cuales el río salva la carretera BA -160. Puente Viejo y Puente Nuevo.

En este tramo, el río desciende entre la Casa Huerta de don Ezequiel, con su conjunto de casa y noria de sangre, y el molino del Monte Castellar, en ruinas, en la otra orilla medinense.

Uno de los parajes más singulares del río, donde además de la típica mezcla de vegetación y piedra se crea un conjunto de pozas, pilas y murallones que le van a dar este carácter tan especial a esta zona.

En la zona comprendida entre la caída valenciana, en territorio de Casillas – Rodriguelo, y la medinense, donde se encuentra la Casa de Justa y la Casa del Abogado, el río tiene otro cambio de dirección.

Por debajo de la desembocadura del arroyo de los Rosales, el río va a crear una sucesión de charcos, donde destaca el charco Bucarejo.

Por estas pasaderas, el Camino de Santiago del Sur (Huelva – Zafra) procedente de Valencia del Ventoso, cruza el Bodión hacia Medina.

Esta señalización nos marca el Camino de Sacabarros, que desciende desde Valencia del Ventoso hasta la misma orilla del río.

Coincidiendo con la desembocadura del arroyo de la Zarcilla, el río Bodión va a realizar otro cambio de dirección, al chocar contra la zona pétrea próxima a la desembocadura del arroyo. El arroyo de la Zarcilla nace por encima del Joyo Lobo y cruza la Colada de la Senda, desembocando en el Bodión, frente al eucaliptal que se sitúa en la otra orilla, bajo el Cortijo de Doña Gloria (Medina de las Torres).

En nuestro recorrido por el Bodión, nos encontraremos con bellos paisajes, mezcla de verde, agua y piedra. Y también de bellos muros, construidos con la Técnica de la Piedra Seca.

En la zona más ribereña del llamado Cortijo del Alto de la Cruz, se sitúa este conjunto de casa y noria.

En este punto, junto a la noria, el río cambia de dirección y se aleja de la vía del ferrocarril.

Por debajo del Puente Bodión, aparece una cancela que nos marca el final de la Cañada Real del Camino Viejo, y por la que se accede a la orilla del Bodión. A partir de aquí, la cañada ya va a transitar por territorio de Medina.

Por debajo del puente del ferrocarril, el Bodión recibe al arroyo de Marimiguel, arroyo que nace en el Raso y después de cruzar el camino viejo de Fuente de Cantos, desemboca.

A los pocos metros de besar por primera vez la tierra valenciana, el río Bodión pasa bajo el puente del ferrocarril Huelva – Zafra. Este puente de un solo arco, cuya estructura actual es de hormigón, sustituyó al primitivo metálico, al igual que ocurrió con el otro puente sobre el Ardila (Puente de Hierro) en la década de los 50 del siglo pasado.

Restos de la casilla del ferrocarril de la línea Huelva – Zafra, que aparece marcada con el número 12, situada en la orilla izquierda, poco antes del puente de ferrocarril.

En el mapa vemos la entrada del Bodión en Valencia del Ventoso. La orilla derecha pertenece a Medina de las Torres y la izquierda es valenciana.

Observamos como el río Bodión abraza por la ladera sureste y por la ladera este al Cerro Escalona (483m. Por la cima del Cerro Escalona pasa la línea divisoria municipal de Medina de las Torres y Valencia del Ventoso. Después de salvar el cerro, el río Bodión se dirige a pasar bajo el puente del ferrocarril Huelva – Zafra, habiendo entrado, unos metros antes, en territorio valenciano.

Desde la orilla del Bodión, asciende este muro de piedra, que es la línea divisoria municipal entre Valencia del Ventoso y Medina de las Torres.

Muro divisorio municipal en lo alto del Cerro Escalona. Las tierras de la derecha, Valencia del Ventoso, y las de la izquierda, Medina de las Torres.

El muro divisorio, sigue descendiendo por la ladera sur, en busca de la vía del ferrocarril Huelva – Zafra. Al fondo, de derecha a izquierda, vemos el cortijo del Alto de la Cruz, las Casas del Rincón y el Cortijo del Juez.

Desde la cima del Cerro Escalona, contemplamos el meandro que forma el Bodión, y el Cortijo de Escalona.

Cerro Escalona, por donde descendemos hasta alcanzar la vía del ferrocarril.

Desde la vía del ferrocarril, ascendemos por el muro de atrás, hasta el punto donde coinciden los tres municipios (Valencia del ventoso, Medina de las Torres y Fuente de Cantos).

En el mapa vemos el punto de coincidencia de los tres municipios.

Cancela fronteriza en el camino viejo a Fuente de Cantos. Vemos como el muro de piedra corta al camino, y prosigue hacia la derecha.

Salida del Cortijo Escalona al camino viejo de Fuente de Cantos, junto a la cancela divisoria municipal. Al fondo, Cortijo Escalona (Medina de las Torres), por delante, tierras de Fuente de Cantos, y a la izquierda, entre los árboles, Valencia del Ventoso.

La línea divisoria municipal, se desplaza ahora, entre los municipios de Valencia del Ventoso Fuente de Cantos.

Vemos a la derecha, como fondo de la alambrada, las Casas del Rincón, el Cortijo del Alto de la Cruz y el Cortijo del Juez (de derecha a izquierda).

Al fondo, se aprecia las escombreras de la Mina de la Hinchona, en territorio de Fuente de Cantos.

La línea divisoria va a cortar al camino que desciende por la Hinchona hasta el camino a Fuente de Cantos, y desde aquí, asciende hasta la carretera a Fuente de Cantos.

En el horizonte, observamos la línea divisoria, con su caída hacia la Barbuda y Marimiguel y la llegada a la nave de la derecha, la Mina (explotación porcina).

Desde el fondo, venimos ascendiendo hasta alcanzar la explotación porcina de la Mina.

Dejamos a la derecha la Mina (Explotación porcina).

Por este camino (padrón), alcanzamos el asfalto de la carretera a Fuente de Cantos.

La divisoria municipal se asienta sobre la carretera a Fuente de Cantos, durante unos metros. Estamos en la máxima altitud del municipio, y también en el punto más al este.

Desde la carretera a Fuente de Cantos, la línea municipal realizará un cambio brusco de noventa grados, dirigiéndose hacia Prestana, los Majanos y el Castrejón.

Por el lado izquierdo de las casas de Prestana, desciende el límite Valencia del ventoso- Fuente de Cantos.

En el mapa vemos el punto de confluencia de los tres términos. Es la piedra de los Majanos.

En la Piedra de los Majanos, comienza nuestra línea fronteriza con Segura de León. Aquí vemos como el muro de piedra divisorio está llegando al Castrejón.

Este muro de piedra fronterizo, es cortado por el camino que viene de San Pedro, en algunos mapas Camino de Casas de Aguilar, y en este mismo punto pasa a territorio de Segura de León. En el lado derecho, la entrada a la finca del Manantío (Segura de León), en el lado izquierdo el Cortijo y el Cerro del Castrejón.

El muro divisorio, Valencia del Ventoso- Segura de León, desciende hacia la hendidura del arroyo Higuerón.

Territorio próximo a la línea divisoria, donde se aprecia Las Pozas y el cortijo del Higuerón, todos ellos en territorio de Segura de León.

Nos desplazamos a media ladera, por las tierras que descienden del Cerro Almendrosa y por Tierra Prieta.

En su último recorrido, la línea divisoria descenderá a la izquierda de las Casas del Sexmo (Segura de León) hasta el río Ardila, en el punto donde comenzamos a recorrer nuestro perímetro municipal. Con ello cerramos y completamos nuestro recorrido por los límites de nuestro municipio.

En este mapa, que ya utilizamos en el principio de nuestro recorrido, observamos el punto sur, punto de salida y también de llegada de nuestro recorrido territorial.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 comentarios en «POR LOS LÍMITES DE VALENCIA DEL VENTOSO»

Deja un comentario